lunes, 16 de enero de 2012

Los Higos

higos verdes


                                                                   

Los higos son los frutos de las higueras, son de piel  
negra, verde o manchada. Se toman como fruto fresco (del tiempo) 
o seco (pasa). Antiguamente, se desecan los higos para 
tenerlos como alimento para casi todo el año. Y ahora, se 
utiliza mucho en gastronomía para elaborar ricos platos 
sobre todo, en confitería y además son excelentes postres.














Propiedades: los higos son muy apreciados en todo el mundo. Son muy ricos en agua, azúcar, minerales, vitaminas y fibra. Son laxantes y diuréticos, muy digestivos y energéticos ideal para los ejercicios físicos y mentales. Incluso se hacen infusiones para curar el resfriado, el asma y otros males respiratorios.

Plantación: hay cientos variedades de higueras. Estos árboles crecen en zonas templadas, resisten a sequías y heladas, no toleran demasiada humedad. Crecen en casi todos los países del mundo, y en particular, en los países del Mediterráneo. Se adaptan para todo tipo de terreno, incluso en sitios rocosos. Estos árboles aprovechan bien de los nutrientes y minerales porque sus raices se extienden horizontalmente y con poca profundidad. Los frutales son de hojas grandes, anchas y caducas; son de temporada de verano y otoño. Su producción empieza más o menos a los cuatro años de ser plantados. Las higueras tienen dos cosechas, la primera (brevas o bacoras) a finales de primavera, y la segunda (higos menos grandes) a finales de verano.
higuera
higos negros





















Reproducción: antiguamente, el mismo árbol tenía unas  flores masculinas y otras femeninas, entonces, la polinización estaba segura. Había mejor cosecha. Pero ahora, con el tiempo y la producción masiva, el árbol tiene  flores masculino o femenino. La higuera común (con flores femenino) se autofertilizan, y los higos  llegan a madurarse y a ser comestibles (por ejemplo en España). El árbol (con flores masculinos) los higos no maduran y caen. Así que estos frutales necesitan una ayuda manual que consiste en sacudir ramas con flores femeninos en encima de este árbol para asegurar la polinización y la madurez  de sus frutos (por ejemplo en Argelia).